Potasio, ALimentos ricos en potasio, el potacio en la alimentación.
Alteraciones en el quilibrio del potasio,alimentos contenido potasio...

Alimentos ricos en potasio


Antes de desarrollar el tema, haremos un pequeño repaso de la importancia del potasio en nuestro organismo, así como las implicaciones que tienen su exceso ó déficit y los factores que influyen en su equilibrio. Entre estos últimos, destacar la dieta, para lo que daremos una orientación sobre el contenido de potasio en los principales alimentos.

Alteraciones en el Equilibrio del Potasio

El potasio es un ión fundamental para la transmisión neuromuscular y el mantenimiento de las funciones celulares. El aporte de potasio al organismo se debe a la dieta (ingesta normal de 40-120 mEq/día) y la eliminación depende en un 90% de la excreción renal, mientras que el restante 10% se elimina a través del sudor y las heces.

El potasio se encuentra principalmente en el interior de las células, encontrándose en condiciones normales, menos del 2% del contenido corporal total de potasio en el líquido extracelular.

El mantenimiento de la situación estable requiere que la ingestión esté equilibrada con la excreción. Inicialmente, los mecanismos de adaptación extrarrenales, seguidos más tarde por la excreción urinaria, impiden la duplicación de la concentración plasmática de potasio que se produciría si la carga dietética de potasio permaneciera en el compartimento extracelular.

En caso de fallo renal (principal órgano regulador de la excreción de potasio), la pérdida por las heces puede aumentar desde el 10 hasta el 50 ó 60% de la ingestión dietética.

Hipopotasemia

Se define como una concentración plasmática de potasio inferior a 3.5 mEq/l , consecuencia de disminución del aporte neto, desplazamiento al interior de las células o aumento de las pérdidas netas.

Disminución del aporte: Es poco frecuente, aunque puede observarse en casos de malnutrición (vagabundos, anorexia nerviosa) o geofagia (ingestión de arcilla o yeso).

Desplazamiento al interior de las células:

No existe descenso del potasio corporal total; aparece en situaciones de alcalosis metabólica, aporte de insulina, liberación de catecolaminas por estrés, medicación con agonistas beta2-adrenérgicos o antagonistas alfa-adrenérgicos (doxazosina), estados anabólicos (tratamiento de la anemia megaloblástica con vitamina B12 y ácido fólico, nutrición parenteral total) y en otras situaciones como en la hipotermia, parálisis periódica hipopotasémica o cuando una muestra de sangre con leucocitosis se conserva a temperatura ambiente (pseudohipopotasemia).

Aumento de las pérdidas netas:

No renales: diarreas profusas, uso de laxantes, vómitos, sudoración excesiva.
Renales: uso de diuréticos, diuresis osmótica (hiperglucemia incontrolada), nefropatías con pérdida de sal, hiperaldosteronismo primario y secundario, hipomagnesemia, anfotericina B...
Manifestaciones clínicas

Neuromusculares: astenia, íleo paralítico, rabdomiólisis, atrofia muscular.
Sistema Nervioso Central: letargia, irritabilidad, síntomas psicóticos.
Renales: poliuria, polidipsia, nefropatía por hipopotasemia crónica.
Cardíacas: alteraciones electrocardiográficas, arritmias, riesgo de intoxicación digitálica.
Metabólicas: intolerancia a hidratos de carbono, alcalosis metabólica.

Hiperpotasemia

Se define por una elevación del potasio plasmático por encima de 5 mEq/l. Es una situación infrecuente cuando la función renal es normal; en estos casos suele existir redistribución del potasio al espacio extracelular, yatrogenia (por fármacos) o alguna forma de hipoaldosteronismo.

Hiperpotasemia por redistribución: acidosis metabólica, hiperglucemia por déficit de insulina, estados de catabolismo tisular (hemólisis, traumatismos, rabdomiólisis), betabloqueantes (propanolol, timolol, alprenolol, pindolol...), ejercicio extenuante, intoxicación por digital.

Pseudohiperpotasemia :

consiste en la elevación artificial plasmática de potasio, debida al movimiento del mismo fuera de las células inmediatamente antes o después de la punción venosa. Entre los factores contribuyentes se encuentran el empleo prolongado de torniquete con o sin cierres repetidos del puño, la hemólisis, y la leucocitosis o trombocitosis importantes.

Hiperpotasemia por disminución de la excreción renal:

Insuficiencia renal aguda ó crónica: es la principal causa de los trastornos de la homeostasis del potasio
Hipoaldosteronismo: por fármacos (diuréticos como la espironolactona, amiloride y trimterene), AINE, IECA, trimetropin,

heparina, ciclosporina.
Insuficiencia suprarrenal primaria.
Hipoaldosteronismo hiporreninémico.
Trastornos enzimáticos de la glándula suprarrenal.
Manifestaciones clínicas

Cardiológicas:

cambios electrocardiográficos secuenciales, parada cardiaca.
Neuromusculares: astenia, parestesias (se inician en extremidades inferiores), paresia, íleo paralítico, disartria, disfagia.

Conclusiones

La importancia del potasio en nuestro organismo, queda suficientemente reflejada en el resumen anterior, si bien, este artículo será de especial interés, para aquellas personas que se encuentren en alguna de las situaciones mencionadas, o estén en tratamiento farmacológico con las medicaciones comentadas.

Como siempre, la dieta es el pilar básico para el equilibrio de nuestro organismo; una dieta equilibrada nos aporta los nutrientes necesarios para mantener la salud, pero para casos de restricción o suplementación de potasio, pasamos a describir los diferentes alimentos y su contenido en este ión.

El potasio en la dieta

Aunque el potasio se encuentra prácticamente en todos los alimentos, debe saberse que la fuente principal está en las frutas y verduras. Para cubrir los requerimientos de potasio con la dieta habitual, se necesita consumir:

2 ó 3 unidades diarias de frutas medianas (150-200 grs).
3 ó 4 porciones diarias de vegetales crudos ó cocidos.
2 vasos de leche (200 ml cada uno).
1 porción de carne grande (250 grs) ó 2 pequeñas (150 grs).
Alimentos con alto contenido en potasio:
Frutos secos: pistachos, higos, almendras, avellanas.
Legumbres secas: garbanzos, judías blancas, lentejas...

Leche en polvo o concentrada.
Frutas: plátano, albaricoque, aguacate, kiwi, naranja, pera, melón, dátiles.
Cacao, chocolates.
Patatas fritas de paquete, puré instantáneo, cereales.
Vegetales: espárragos, remolacha, coles, tomate y derivados, espinacas.

Alimentos con contenido medio en potasio:

Frutas: manzana, albaricoque, moras, cerezas, uvas, piña, ciruelas pasas, mandarina.
Vegetales: alcachofas, repollo cocido, zanahorias, apio, berenjena, cebolla, coliflor, hongos.

Alimentos con bajo contenido en potasio:

Frutas: compota de manzana, peras en lata, limón, arándanos,
Vegetales: brotes de bambú y soja, alubias, repollo crudo, pepino, lechuga, pimientos, berros.

Conviene recordar situaciones habituales que pueden alterar el equilibrio de potasio en nuestro organismo, como la presencia de vómitos, diarrea, sudoración ó ejercicio excesivo, y que nosotros mismos, sin necesidad de consejo médico, podemos subsanar con una buena elección de la dieta.

En caso de toma de medicaciones por diversas patologías (en ella incluimos los diuréticos y antihipertesivos), además de la dieta, debemos estar supervisados por el médico. Una dato curioso, que en ocasiones pasa desapercibido, es la ingesta excesiva de regaliz, que por mecanismos bioquímicos, aumenta la excreción renal de potasio con la subsiguiente hipopotasemia.

Para problemas de hiperpotasemia o patologías que requieran una restricción de potasio en la dieta, daremos unos consejos con el fin, de reducir su aporte pero sin necesidad de excluir alimentos.

Consejos para reducir el potasio de frutas y verduras

Las verduras y hortalizas en contacto con el agua pierden potasio. Deben cortarse en trozos pequeños dejándolas en remojo como mínimo tres horas, cambiando el agua varias veces.
Si las verduras y hortalizas son para cocer, le daremos uno o dos hervores con abundante agua tirando ésta antes de ser cocinados.

La verdura congelada pierde potasio si se deja descongelar a temperatura ambiente.
La fruta cocida tiene aproximadamente la mitad de potasio que la fruta fresca, dado que la otra mitad se encuentra disuelta en el líquido de cocción.

Este almíbar no lo debe beber, pero sí puede tomar la fruta.
Para resaltar el sabor de frutas y verduras después del“remojo” o la“cocción”utilizaremos hierbas aromáticas: ajo, perejil, vinagre, nunca sal común, de régimen, ni concentrados de carne o pescados.
Las conservas pierden potasio en su elaboración pero éste queda en su jugo, por tanto debe desechar totalmente el jugo de las conservas.

Las carnes cocidas pierden la mitad de potasio si se desecha el agua de cocción. Se aconseja consumir la carne en estofados o en salsa.

No utilizar levaduras para los rebozados y repostería, tienen mucho potasio.

El potasio es un elemento fundamental en nuestro organismo, su déficit o exceso se manifiesta, sobre todo, a nivel cardíaco, muscular y en el equilibrio hidroelectrolítico. Muchos fármacos y enfermedades pueden alterar sus niveles. El conocimiento del contenido de potasio en los alimentos, puede ayudarnos a elaborar dietas variadas y equilibradas según las distintas necesidades.


» http://www.saludelamujer.com/nutricion/nutricion70003.aspx


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» P J


Tecnologia Rie.cl V2010