Razones indicadores financieros contabilidad razones financieras indicadores
Indicadores de liquidez razon corriente capital de trabajo neto prueba...
RAZONES O INDICADORES FINANCIEROS

Las razones simples pueden clasificarse como sigue:

Razones estáticas: Cuando el antecedente y el consecuente, es decir, el numerador y el denominador, emanan o proceden de estados financieros estáticos, como el Balance General.

Razones dinámicas: Cuando el antecedente y el consecuente, es decir numerador y denominador, emanan de un estado financiero dinámico, como el Estado de Resultados

Razones estático-dinámicas: Cuando el antecedente corresponde a conceptos y cifras de un estado financiero estático y el consecuente, emana de conceptos y cifras de un estado financiero dinámico.
Razones dinámico-estáticas: Cuando el antecedente corresponde a un estado financiero dinámico y, el consecuente, corresponde a un estado financiero estático.

Por su significado o lectura:

Razones financieras: Son aquellas que se leen en dinero, es decir, en pesos, unidades, etc.

Razones de rotación: Son aquellas que se leen en alternancias (número de rotaciones o vueltas al círculo comercial o industrial).

Razones cronológicas: Son aquellas que se leen en días (unidad de tiempo, es decir, pueden expresarse en días, horas, minutos, etc.).
Por su aplicación u objetivos:

Razones de rentabilidad: Son aquellas que miden la utilidad, dividendos, réditos, etc., de una empresa.

Razones de actividad: Son aquellas que miden la eficiencia de las Cuentas por Cobrar y por Pagar, la eficiencia del consumo de materiales de producción, ventas, activos, etc.

Razones de liquidez: Son aquellas que estudian la capacidad de pago en efectivo o en documentos cobrables de una empresa, etc.

Razones de solvencia y endeudamiento: Son aquellas que miden la porción de activos financiados por deuda de terceros, miden asimismo, la habilidad para cubrir intereses de la deuda y compromisos inmediatos, etc.

Razones de producción: Son aquellas que miden la eficiencia del proceso

productivo: la eficiencia de la contribución marginal, así como los costos y la capacidad de las instalaciones, etc.

Razones de mercadotecnia: Son aquellas que miden la eficiencia del departamento de mercados y del departamento de publicidad de una empresa, etc

APLICACIÓN



El procedimiento de razones simples empleado para analizar el contenido de los estados financieros, es útil para indicar:

-Puntos débiles de una empresa
-Probables anomalías
-En ciertos casos como base para formular un juicio personal
-El número de razones simples que pueden obtenerse de los estados financieros de una empresa, es ilimitado, algunas con significado práctico, otras sin ninguna aplicación; luego entonces, corresponde al criterio y sentido común del analista, determinar el número de razones simples con significado práctico, para poder establecer puntos débiles de la empresa, probables anomalías de la misma, etc.

Asimismo, en la aplicación de este procedimiento, el analista debe tener cuidado para no determinar razones que no tengan utilidades, es decir, se debe definir cuáles son los puntos o las metas a las cuales se pretende llegar y, con base en esto, tratar de obtener razones con resultados positivos; luego entonces, el número de razones a obtener, variará de acuerdo con el objeto en particular que persiga el analista.

La aplicación del procedimiento de razones simples, tiene un gran valor práctico, supuesto que en general se puede decir, orienta al analista de estados financieros respecto de lo que debe hacer y cómo debe enfocar su trabajo final, sin embargo, se debe reconocer que tiene sus limitaciones, por lo tanto no se deben conferirle atributos que en realidad no le corresponden.

Las diferentes relaciones que pueden existir entre las cuentas del balance general y/o el estado de perdidas y ganancias se han agrupado de diversas maneras, tratando de analizar de forma global, y con la ayuda de varias herramientas complementarias, los aspectos más importantes de las finanzas de una empresa.

Los tipos de razones que se pueden extraer de los estados financieros son muy variados, aún excluyendo aquellas que carecen de sentido lógico. Sin embargo la experiencia ha enseñado que no se necesita un gran número de indicadores, sino más bien una cantidad relativamente reducida, pero aplicados convenientemente de acuerdo con la clase de negocio y con el objetivo para el cual se elabora el análisis.

Indicadores de Liquidez.


Estos indicadores surgen de la necesidad de medir la capacidad que tienen las empresas para cancelar sus obligaciones de corto plazo. Sirven para establecer la facilidad o dificultad que presenta una compañía para pagar sus pasivos corrientes con el producto de convertir a efectivo sus activos corrientes.

Se trata de determinar qué pasaría si a la empresa le exigieran el pago inmediato de todas sus obligaciones a menos de un año. Esta prueba, aplicada a un instante de tiempo, evalúa la empresa desde un punto de vista de liquidación, en lugar de juzgarla como una empresa en marcha, caos en el cual los pasivos no se pagarían con el producto de la liquidación del activo corriente sino con los ingresos obtenidos por las ventas.

Los indicadores más comúnmente utilizados para este tipo de análisis son los siguientes:

Razón corriente


Se denomina también relación corriente y trata de verificar las disponibilidades de a empresa, a corto plazo, para afrontar sus compromisos, también a corto plazo.

Fórmula: Razón corriente = Activo Corriente / Pasivo Corriente

Interpretación:

El punto principal de análisis es la capacidad de la empresa para cubrir sus obligaciones corrientes, guardando un cierto margen de seguridad en previsión de alguna reducción o pérdida en el valor de los activos corrientes. Entonces se puede decir que este indicador entre más alto se considera mejor y puede comenzarse a considerarlo bueno a partir de la relación 1:1. Pero vale la pena diferenciar que el criterio de que el mejor indicador es el más alto, sólo es absolutamente cierto desde el punto de vista del acreedor. Para la empresa, este índice depende del adecuado manejo que se de a los activos corrientes entre dos parámetros que son: rentabilidad, riesgo. Por lo tanto, no siempre será conveniente tener muchas existencias, sin necesidad, o una caja elevada pero improductiva.

Pero, por otra parte, si se está analizando una empresa en marcha, los anteriores criterios sobre la razón corriente no son totalmente ciertos, y entran a jugar otros factores tales como los siguientes:

La calidad de los activos corrientes.

La exigibilidad de los pasivos corrientes: se supone que éstos no tienen una sola fecha de vencimiento, sino que están distribuidos a través del año contable. Por consiguiente conviene determinar la fecha de vencimiento de cada uno y compararla con el tiempo en el cual los activos corrientes se convertirán en efectivo.

La estacionalidad en las ventas de la compañía pueden distorsionar en un momento determinado, no sólo la razón corriente sino otros de los indicadores. Entonces es necesario analizar dicho factor para determinar de qué manera y en qué momento influye sobre el nivel de las existencias o el volumen de la cartera. Por ejemplo, una empresa productora de artículos navideños acumulará existencias durante todo el año, realizando todas o la mayoría de sus ventas en los meses de noviembre y diciembre. De esta manera su razón corriente será muy diferente en febrero, cuando puede estar comenzando la producción; en octubre, cuando los inventarios están llegando a su punto máximo; o en diciembre, cuando se han realizado las existencias y seguramente las cuentas por cobrar o la caja están en el máximo nivel. En consecuencia, cuando la estacionalidad es muy marcada, conviene efectuar el cálculo de los indicadores en diferentes épocas del año para formarse una idea más exacta de la verdadera situación de la empresa.

Capital Neto de Trabajo


Este no es propiamente un indicador sino más bien una forma de apreciar de manera cuantitativa (en pesos) los resultados de la razón corriente. Dicho de otro modo, este cálculo expresa en términos de valor lo que la razón corriente presenta como una relación.

Capital neto de trabajo (CNT) = Activo Corriente – Pasivo Corriente


Interpretación:

El resultado de esta fórmula es el valor que le quedaría a la empresa, representado en efectivo u otros activos corrientes, después de haber pagado todos sus pasivos de corto plazo, en el caso en que tuvieran que ser cancelados de inmediato. Ahora, bien, la exactitud con que esto pueda cumplirse depende de diversos factores, analizados en la razón corriente.

Razón del margen de seguridad


Esta razón nos muestra la realidad de las inversiones tanto de los acreedores a corto plazo, como la de los acreedores a largo plazo y propietarios, es decir, nos refleja, respecto del activo corriente, la importancia relativa de las dos clases de inversiones.

En la práctica, se utiliza para determinar el límite de crédito a corto plazo por conceder o solicitar.

R.M.S. = Capital de trabajo/Pasivo corriente

Prueba Acida


Se conoce también con el nombre de prueba del ácido o de liquidez seca. Es un test más riguroso, el cual pretende verificar la capacidad de la empresa para cancelar sus obligaciones corrientes pero sin depender de la venta de sus existencias, es decir, básicamente con sus saldos en efectivo, el producido de sus cuentas por cobrar, sus inversiones temporales y algún otro activo de fácil liquidación que pueda haber, diferente a los inventarios.

Prueba Acida = (Activo Corriente – Inventarios)/Pasivo Corriente

Interpretación:

Este indicador se interpreta diciendo que la empresa presenta una prueba ácida por cada peso que se debe a corto plazo se cuenta, para su cancelación, con el resultado en centavos que significan activos corrientes de fácil realización, sin tener que recurrir a la venta de inventarios. En otras palabras, se trata de establecer qué pasaría si se pararan súbitamente las ventas y se tuvieran que cancelar todos los pasivos corrientes. Se eliminan los renglones de existencias o inventarios y se mira a la empresa de una manera estática, sin tener en cuenta la continuidad de las operaciones, es decir, que no se cuenta con los futuros flujos de fondos de la compañía.

En la vida práctica, a veces se tiene que ciertos inventarios pueden venderse rápidamente, y convertirse a efectivo con mayor celeridad que las mismas cuentas por cobrar. Sin embargo, aquí se prescinde de esta posibilidad y se considera que, por lo menos en las empresas manufactureras, las inventarios tienen que sufrir una transformación para poder ser vendidos. Asimismo, se parte de que la mayoría de las ventas, como es usual en los tiempos modernos, se realiza a crédito y, por consiguiente, el producto de una venta de inventarios viene a ser una cuenta por cobrar y no directamente el efectivo.

No se puede precisar cuál es el indicador ideal, en éste ni en ningún otro caso, pero, en principio debe acercarse a una relación 1 a 1, aunque se admite que estén un poco por debajo de este nivel, dependiendo del tipo de empresa y de la época del año en la cual se ha hecho el corte del balance. A este respecto cabe hacer, por lo menos, la siguiente consideración. Existe una gran diferencia, por razones obvias, entre lo que debe ser la prueba ácida para una empresa industrial, para una empresa comercial y para otro tipo de empresas. En un análisis se puede encontrar lo siguiente:

En las empresas comerciales, por lo general, los inventarios son el rubro más importante de su inversión, razón por la cual no tenerlos en cuenta significa una gran disminución de los activos corrientes. Además en estas compañías se vende al contado más que en las empresas industriales y así su cartera no es tan representativa. Finalmente, dado que su mayor inversión es de corto plazo, el mayor porcentaje de financiación es también a través de pasivos corrientes. En definitiva, para una empresa comercial, una prueba ácida de 0.5 a 1 puede considerarse satisfactoria.

En las empresas industriales, la más alta inversión se hace, por lo común, en los activos fijos. Entonces los inventarios no llegan a ser tan representativos, ni en el contexto del total del activo, ni dentro del activo corriente. De esta manera, el hecho de descontar los inventarios para efectos de calcular la prueba ácida no es algo tan drástico para estas compañías. Por otra parte, dado que en este caso se vende preferentemente a crédito, las cuentas por cobrar ganan importancia dentro de los activos más líquidos. Asimismo, habiendo mayor inversión fija, la financiación tiende a desplazarse al largo plazo, mejorando de esta manera la visión global de la liquidez.

Razón de protección al pasivo total


Esta razón se aplica para determinar la garantía que ofrecen los propietarios a los acreedores; asimismo, para determinar la posición de la empresa frente a sus propietarios y acreedores.

R.P.P.T. = Capital contable tangible/Pasivo total

El capital contable tangible se determina como sigue:

Capital social pagado

+ Superávit

- Activos intangibles


Capital social pagado

- Déficit

- Activos intangibles

Esta razón puede significar:

La protección que ofrecen los propietarios a los acreedores
La capacidad de crédito de la empresa
Personas que controlan la empresa (propietarios o acreedores)

Razón de protección al pasivo circulante o corriente


R.P.P.C. = Capital contable tangible/Pasivo corriente

Esta razón representa la protección o garantía que ofrecen los propietarios a los acreedores a corto plazo.

Se aplica generalmente para determinar la garantía o protección que tienen los créditos de los acreedores a corto plazo; las razones de orden práctico que existen en nuestro medio, son:

- Empresas comerciales 1.25

- Empresas industriales 1.5

- Empresas financieras - 2

Al hacer la comparación de las razones reales contra las de orden práctico, si las primeras son mayores, puede pensarse que la empresa tiene aparentemente buena posición financiera; por el contrario, si las razones reales son inferiores a las de orden práctico, puede pensarse en una mala solidez del patrimonio. Cuando las razones reales son inferiores a la unidad, de hecho la empresa está en manos de los acreedores.

Razón del patrimonio inmovilizado


R.P.I. = Activo fijo intangible/Capital contable tangible

Esta razón nos indica la parte relativa del patrimonio de la empresa que se encuentra inmovilizada en inversiones de activo fijo tangible; o bien, cuál ha sido el origen de las inversiones del activo fijo tangible; es decir, de qué recursos se ha valido la empresa para financiar sus inversiones permanentes o semipermanentes.

Se aplica para determinar la parte del patrimonio que se encuentra inmovilizado; asimismo, para determinar de qué recursos dispuso la empresa para financiar su activo fijo tangible.

Razón de protección al capital pagado


R.P.C.P. = Superávit / Capital social pagado

Esta razón nos permite indicar la protección que ha logrado rodear la empresa al capital pagado de los propietarios; asimismo, indica hasta qué punto la empresa puede sufrir pérdidas sin menoscabo o merma del capital social pagado; también nos indica la política que ha seguido la empresa en relación al reparto de utilidades.

Se aplica para determinar la protección de que se ha rodeado el capital pagado; desde luego, que el número de ejercicios que tenga de vida la empresa es un factor importante para establecer si es buena o mala la protección o margen de seguridad del Capital Exhibido; es decir, una empresa que tenga varios años de vida, más sólido debe ser el margen de seguridad del capital pagado, que aquél cuya empresa tenga pocos años de haberse constituido.

Razón del índice de productividad.


También conocida como razón del índice de rentabilidad, nos indica el índice (por ciento) de productividad que produce la empresa a los propietarios de la misma.

Fórmula:

R.I.P. = Utilidad neta / Capital contable

Se puede utilizar esta razón para determinar el índice de productividad de:

Los propietarios cuando todos son socios o accionistas ordinarios
Los propietarios cuando existan socios o accionistas ordinarios y privilegiados
Los acreedores a largo plazo
Del negocio en general

» http://www.unilibre.edu.co/facultades/Contaduria/Webcontaduria/estudie/Gerencia/cap6101.htm


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» elim


Tecnologia Rie.cl V2010